FAQs

¿Al hablar de espiritualidad os referís a la religión, a cualquiera de ellas?

No creemos que las enseñanzas espirituales se canalicen y puedan expresarse únicamente a través la religión. Dios o el Universo, o como cada persona quiera llamarle, es una energía que arropa la Creación y que sustenta la vida de todos los seres que formamos parte de ella. En Coeduca no nos basamos en el mensaje de ninguna organización religiosa o espiritual, más bien en la esencia que todas ellas coinciden a albergar: el amor incondicional.

¿Cómo sé que las informaciones que publicáis aquí han sido contrastadas y son rigurosas, dada la diversidad de fuentes y mensajes que hoy en día conocemos acerca de estos temas?

Coeduca es fruto de un trabajo de autoconocimiento en el que estamos embarcadas desde hace años y que cada día va madurando a través de la formación que recibimos, de la investigación y, sobre todo, con las experiencias que vivimos de forma consciente. El objetivo es explicarnos con un lenguaje pedagógico para que seas tú el que escudriñes la verdad y halles respuestas. Nuestras fuentes de información son personas que ya han llegado al final de ese camino de desarrollo personal o que se encuentran en un punto muy avanzado del mismo. Algunos se refieren a ellos como seres iluminados o maestros espirituales.

¿Si hablo a mis hijos o a los alumnos de la escuela donde trabajo de espiritualidad van a poder entender sus conceptos? ¿No es precipitado e innecesario, explicarles estas cuestiones ya desde pequeños?

La espiritualidad es en esencia práctica. Significa amar de forma incondicional a las personas y a los seres, vivir en armonía, mantener nuestro interior en paz y sostener este estado en el tiempo, independientemente de las circunstancias que nos rodean. Todos y todas somos seres espirituales ya que cada uno de nosotros albergamos un alma, una expresión del espíritu, de la Creación. Jugamos a ser alumnos y alumnas de una escuela, la de la vida, que nos prepara con experiencias para que podamos alcanzar la adultez. Cada vez que pasamos al siguiente curso, subimos un peldaño más en nuestro desarrollo espiritual. Y ello se refleja en la vida cuando, por ejemplo, somos capaces de perdonar y olvidar; dar siempre y sin reservas aquello que otros necesitan; confiar plenamente y alejar el miedo; decir la verdad pase lo que pase; relacionarnos con los demás sin esperar nada a cambio; no manipular ni permitir que otros lo hagan y expresar en todo momento la alegría y la bondad. Esta forma de estar en el mundo es un reflejo de un estado interior, que nutrimos a través de técnicas como la meditación, la oración y el servicio desinteresado. Quizás no podamos introducir estas técnicas a los niños más pequeños, pero sí nos comprenderán si les hablamos a través del juego y los cuentos. Familiarizarles con la espiritualidad a temprana edad, les brindará una base sólida para que puedan explorar el mundo y crecer con plenitud. Los recursos han de adaptarse a cada edad y nuestra elección también ha de basarse en su capacidad comprensiva. En este portal os ofreceremos diversos formatos y recursos.

¿Qué valores podemos trabajar con los niños con los materiales, recursos e informaciones que encontraremos en Coeduca?

El valor de la paciencia, de la tolerancia y el respeto, del amor a los animales y a la naturaleza, del aceptarse a uno mismo y a los demás, de la solidaridad, del altruismo y el trabajo en equipo… Todo aquello que acerca a los niños y a las niñas a ser la mejor versión de sí mismos, es decir, seres capaces de abrirse paso en la vida al mismo tiempo que promueven el crecimiento y beneficio de otras personas.

¿No será esto un consultorio psicológico o una sesión de coach? No quiero más consejos; no me apetece recibir más información de este tipo, tan frecuente hoy en día en Internet.

No es nuestra intención aconsejarte, ni hacer terapia ni imponer ideas o reflexiones a nadie. De hecho, como ya te hemos dicho al principio, no somos expertas en espiritualidad ni en valores. Al igual que tu, nos encontramos en el mismo camino y, a través del autoconocimiento y con mucha paciencia, avanzamos en él gracias a la guía y enseñanzas de personas  que ya lo recorrieron. Aún así, hemos adquirido el compromiso de compartir contigo aquellos recursos e informaciones que puedan ayudarte a andar con mayor confianza y claridad. Cuando empezamos a dar pasos en esta senda, no siempre elegimos la mejor opción. Nos equivocamos en alguna ocasión, otras nos desviamos y nos perdimos, y pasó mucho tiempo hasta encontrar el camino de vuelta… Y es que somos conscientes de que Internet y la eclosión de las redes sociales propicia que cualquier información pueda difundirse y no siempre prevalezca la rigurosidad y la veracidad. Así que queremos acompañarte en tu travesía. Deseamos que sepas que, al igual que tú, nosotras también anhelamos progresar a paso firme y con confianza.  Contigo aprendemos y nos enriquecemos, y ello vuelve a ti y a todos los que avanzamos en la misma dirección. De ahí la importancia de formar parte de comunidades como ésta y de aligerar el peso de la mochila escuchando y compartiendo, compartiendo y escuchando.

Muchas escuelas ya educan en valores y enseñan a los niños a conectar con sus emociones. ¿Qué aportáis de nuevo en vuestra web?

No pretendemos ser la otra escuela o un aula virtual con recursos formativos on-line. Nuestro objetico es construir una comunidad de personas que comparten el deseo de desarrollarse y de que el mundo también lo haga sobre la premisa de que todos y todas somos almas y de que formamos parte de una misma familia: la de la humanidad. Entendemos que la educación tiene un papel clave en esta transformación. Es en el aula donde aprendemos a relacionarnos explorando la amistad, la tolerancia y el respeto, y donde se nos plantean los primeros retos en la aventura de amar incondicionalmente.